Tweet

 

Noticias anteriores

Celular Altagama Servicio Tecnico y Repuestos Celulares Samsung Motorola Iphone Nokia LG Blackberry Alcatel Huawei LG ZTE

     

 

Mi Android tiene virus: consejos para evitar apps maliciosas y cómo eliminarlas

Que un dispositivo se nos infecte, da igual que sea un móvil o un ordenador, es un engorro si lo pillamos a tiempo pero puede llegar a convertirse en un problema muy grave si no tomamos las medidas convenientes. Android, como cualquier sistema operativo, no es invulnerable a las aplicaciones maliciosas y aunque Google va tomando medidas para hacerlo más seguro,siempre hay posibilidades de que tengamos algún problema.

Si detectamos que nuestro móvil Android va mal o se comporta de manera extraña (como por ejemplo mostrarnos banners de manera aleatoria o espamear a nuestros contactos con mensajes de publicidad) es hora de tomar cartas en el asunto y darle una buena limpieza. Tanto si tienes un problema como si no, esta guía te ayudará a saber todo lo que debes hacer para dejarlo como nuevo o bien evitar que no te ocurra.

¿Cómo entra un virus en mi Android?

Antes de empezar con la práctica, hagamos un breve repaso a la teoría respondiendo a una pregunta fundamental. En el imaginario de mucha gente, un virus informático puede entrar sin que nos demos cuenta y a veces haciendo cosas tan inocuas como por ejemplo abrir una página web o un email de un desconocido. La realidad es un tanto diferente y en Android hace falta un poco más para que nuestro móvil se infecte o se instale un malware, tenemos que abrirle la puerta nosotros.

Sí, en Android una aplicación maliciosa no entra como tal y somos nosotros quienes le damos permiso. Obviamente no lo hacemos de manera consciente y lo que intentan estas apps peligrosas es colarse sin que nos demos cuenta, como por ejemplo los juegos que veíamos ayer que pedían permiso para usar el micrófono para escuchar nuestras conversaciones y vender datos publicitarios.

Esta suele ser la entrada habitual de buena parte del malware: una aplicación que parece inocente pero que nos empieza a pedir permisos de todo tipo o tomar el control como administrador del móvil para que no la podamos desinstalar a la primera de cambio. Por eso nuestro primer consejo es el sentido común: no aceptemos las cosas según nos salgan en la pantalla y ante cualquier elemento que parezca sospechoso o extraño, no dudemos en pararnos y ver qué es eso exactamente.

Las aplicaciones maliciosas en Android entran porque nosotros le damos permiso sin que nos demos cuenta por tanto la mejor forma de evitarlo es estar atentos.

Hecha esta breve explicación es hora de explicar las diferentes acciones que podemos realizar para eliminar malware y otro tipo de virus. El orden que hemos elegido va desde la operación más sencilla a la de mayor impacto. Nuestro consejo es que, si tienes un problema de verdad con tu Android, lo leas en orden y con paciencia porque puede que la solución que necesites no sea la más drástica de todas las os ofrecemos en esta guía.

Desactivar la instalación de apps desconocidas


 

Android por defecto sólo permite la instalación de aplicaciones que hay en Google Play y si algún fabricante tiene su propia tienda de apps (como por ejemplo Samsung) también le da permiso para autorizarlas. En el menú de Ajustes de nuestro móvil tenemos una opción que nos permite instalar contenido en formato APK (un parecido al .EXE de un PC con Windows) y por defecto viene desactivada.

Si es la primera vez que lees sobre esta opción, probablemente sea porque nunca la has necesitado. Activar esta opción y empezar a bajar APKs de Internet sin saber de dónde vienen es la principal puerta para el malware. Si no tienes la necesidad real de instalar algo que no está en Google Play, desactivala y déjala como venía por defecto.

¿Qué motivos reales, y seguros, hay para instalar un APK desde una fuente desconocida?

  • Vamos a instalar un repositorio de aplicaciones como F-Droid o la tienda de Amazon.
  • Vamos a descargar la beta de un software que no está en Google Play pero ha sido verificado por un agente seguro como por ejemplo APK Mirror.

¿En qué casos no debemos instalar una aplicación de manera manual?

  • Si hemos hecho click en un banner con aspecto sospechosos en una web.
  • Aplicaciones con premisas dudosas como por ejemplo personalizar WhatsApp o apps que nos dicen que nos ayudarán a espiar el móvil de otra persona.
  • Apps y juegos de pago pirateados para que las bajemos de manera gratuita.
  • Cualquier contenido que nos prometa ganar dinero fácil.

Sé que algunas de las cosas que menciono en esta guía son muy obvias pero cuidado. La instalación de aplicaciones de fuentes desconocidas es un asunto peliagudo si no sabemos con certeza qué es lo que hacemos. Si queremos asegurarnos de que esta opción está desactivada, tenemos que ir al menús de Ajustes y dentro de Seguridad desactivar la pestaña (si estuviera activada) de "Instalar aplicaciones de fuentes desconocidas".

¿Hemos concedido algún permiso extraño?

Ahora que hemos cerrado la puerta a instalar aplicaciones de origen desconocido, es hora de empezar a poner solución a nuestro problema. Cualquier móvil con Android 5.0 Lollipop o una versión superior (estamos hablando de prácticamente el 80% de los dispositivos que hay con Android según los datos oficiales de Google) cuentan con un sistema de permisos por el cual cuando abrimos cualquier aplicación por primera vez nos irá pidiendo acceso a diferentes partes de nuestro Android como podemos ver en las imágenes que tenéis encima de estas líneas. Ojo porque aunque es eficaz, no es imbatible.

¿Os suena haber instalado una aplicación recientemente que ha pedido permisos extraños? Es normal que le hayáis dado a 'Aceptar' sin fijaros en qué es pero es probable que esa app de linterna que os acabáis de bajar o ese juego free to play con aspecto genérico haya querido acceder a vuestro teléfono o la agenda de contactos con fines maliciosos.

El sistema de permisos en Android nos puede salvar de muchos ataques si estamos atentos cuando abrimos una app por primera vez.

Da igual si es una aplicación instalada de manera manual o una app que nos acabamos de bajar de Google Play, el problema de los permisos está presente en ambas y tenemos que tener mucho cuidado porque es fácil que nos entren por aquí. Si estás convencido, es tan sencillo como desinstalarla y buscar una alternativa.

¿Qué permisos son los más delicados en Android?

  • Almacenamiento: una app puede guardar contenido y acceder a él en la memoria de nuestro Android.
  • Cámara: permite hacer fotos y grabar vídeo. Si no lo necesita de manera estricta, denegadlo.
  • Contactos: accede a nuestra agenda, sus nombres, teléfonos e emails.
  • Micrófono: permite hacer grabaciones o escuchas. Mucho ojo con él.
  • SMS: permite enviar mensajes de texto, por ejemplo a servicios premium.
  • Teléfono: permite hacer llamadas a una aplicación, cuidado.
  • Ubicación: comparte y accede a la posición en la que estamos.

Si sospechas de una app de Google Play pero no tienes la certeza de que tenga algún permiso malicioso, desde la web de la tienda de aplicaciones o desde la propia tienda en el móvil puedes ver qué permisos está pidiendo. Tan sólo tenéis que ir a la parte inferior y en el apartado de 'Información Adicional' veréis un apartado que pone 'Permisos'. Hacemos click en 'Ver detalles' y ahí nos aparecerá todo bien desglosado.

Desde tu Android también puedes revisarlo dentro del menú de 'Aplicaciones' en 'Ajustes' verás que hay una opción de permisos y ahí te listará todos los elementos y dentro de cada una de ellas las apps a las que hemos autorizado. Si vemos algo raro, tan sólo tenemos que desactivar el interruptor en cada una de ellas para prohibirlo para siempre.

Identificar aplicaciones maliciosas

Vamos a suponer que no hemos sido capaces de encontrar ninguna aplicación con permisos difíciles y aún así nuestro Android sigue yendo mal. Vamos con otra opción que está en cualquier dispositivo medianamente actualizado: identificar las aplicaciones por el tipo de función que hacen. Dentro del menú de 'Ajustes', en 'Aplicaciones' encontraremos una opción (normalmente escondida en la esquina superior derecha) donde nos mostrará las apps de acceso especial:

  • Administradores de dispositivos.
  • Apps que se pueden mostrar encima.
  • Apps que cambian los ajustes del sistema.
  • Acceso a las notificaciones.
  • Usar servicios de SMS Premium.
  • Acceso a los datos de uso.

La lista es más larga pero estas categorías son las más críticas ya que son las más susceptibles a sufrir un ataque maliciosos: desde enviar SMS a precio de oro pasando por apps que quieran hacerse pasar por administradoras y evitar así que las desinstalemos fácilmente. Ve revisando cada categoría y mira si hay alguna aplicación que no debería estar ahí. ¿La has encontrado? Desactivala.

Desinstalar apps

 

Ahora que ya hemos hecho un trabajo exhaustivo de investigación y análisis de aplicaciones maliciosas en nuestro Android y hemos dado con ellas, es hora de eliminarlas. Para ello, es tan sencillo como ir a 'Aplicaciones' en el menú de 'Ajustes', hacer click en ella y darle a desinstalar. En unos pocos segundo la app habrá desaparecido de nuestra lista y muy probablemente nuestro problema haya desaparecido.

En la mayoría de los casos vamos a encontrar formas de poder desinstalar una aplicación maliciosa.

¿No puedes borrar una aplicación? Es normal, algunas apps maliciosas piden permisos de administrador durante la instalación para engancharse al sistema y evitar que podamos borrarlas con este procedimiento tan sencillo. Por fortuna hay solución. Dentro del menú de 'Seguridad' hay un apartado llamado 'Administradores de dispositivos'. Si no lo ves, es probable que esté escondido dentro de un menú llamado 'Otros ajustes'. La nomenclatura puede cambiar en función de la capa de software que lleve tu Android.

Desde ahí podemos ver si hay alguna aplicación que no debería estar, la desactivamos y a continuación podemos eliminarla sin mayor problema. Como puedes ver, el malware se puede esconder en muchos sitios para huir de nosotros pero con un poco de habilidad y ojo podemos dar con él.

Iniciar tu Android en modo seguro

En la mayoría de los Android es tan sencillo como dejar pulsado el botón de encendido unos segundos para que nos aparezca el modo de inicio seguro o modo emergencia como lo llaman algunos fabricantes.

Supongamos que no has logrado desinstalar la aplicación que está dando problemas o que aún así sigues teniendo problemas. Seguimos teniendo opciones para encontrar la solución y antes de ponernos drásticos podemos probar a iniciar Android en modo seguro. Esta opción suele encontrarse dentro de los ajustes para restablecer nuestro móvil y en algunos casos está incluso más a mano y tan sólo necesitamos pulsar el botón de encendido unos segundos para que nos aparezca.

Iniciar Android en modo seguro significa arrancar el móvil con lo justo en un entorno de seguridad muy estrecho para evitar que el malware pueda actuar. A partir de aquí podemos desinstalar cualquier tipo de aplicación que se haya resistido. También nos sirve para detectar el software malicioso ya que en este modo no nos debería aparecer ningún elemento extraño que antes apareciera, como los ya mencionados banners inesperados o notificaciones que nunca se borran.

Restaurar y comenzar desde cero

Si llegados a este punto seguimos sin que todo vaya bien, es hora de tomar medidas drásticas y restaurar el terminal. Hagamos una copia de seguridad de todo lo que sea importante para nosotros (fotos, vídeos, conversaciones de aplicaciones de mensajería...) y empecemos desde cero. Vayamos a 'Ajustes' y busquemos la opción para borrar todo y que nos ponga Android limpio como si fuera el primer día.

La localización de esta opción puede variar según la capa de software por lo que si es la primera vez que lo haces, tendrás que buscar dentro de 'Ajustes' hasta que dés con ello pero normalmente la encontrarás en un menú tipo 'Copia de seguridad', 'Restaurar' o 'Cuentas'. Encima de estas línea os muestro dónde estaría en un Samsung Galaxy Note 8 por ejemplo.

Una vez hayáis dado con ella, tan sólo tenemos que seguir el paso a paso, esperar a que se borre todo y una vez hecho eso volver a instalar todo y asegurarnos que esa app maliciosa que hemos detectado no vuelve a pisar nuestro móvil. Recordad lo que os hemos dicho antes: nada de permisos extraños ni APKs descargados desde fuentes de poca confianza.

Si tienes instalada una ROM casera... flashea una nueva

Es cierto que la instalación de ROMs caseras ha descendido mucho y cada vez es menos habitual pero habéis decidido darle la espalda a la versión de Android que venía por defecto y habéis usado cualquier otra, en este caso no valdrá con una restauración del sistema, os explico. Lo normal cuando se tiene instalada una ROM es que tengamos permisos de superadmin y por tanto más vías de acceso (controladas en teoría) al sistema y sus diferentes partes.

Si se nos ha colado un malware teniendo nuestro Android rooteado es mejor flashear una ROM desde cero a través del Recovery y empezar de cero de forma todavía más brusca. Cualquier precaución es poca y si tenemos la sensación de que se nos ha colado una aplicación maliciosa es mejor no andarse con tonterías.

Cambia tus contraseñas, activa verificación en dos pasos

Ahora que ya nos hemos asegurado que todo está eliminado y no hay ni un rastro de malware, es hora de intentar reducir el daño lo máximo posible y por eso nuestro primer paso debe ser cambiar las contraseñas de todos los servicios que tuviéramos enlazados en nuestro móvil: emails, cuentas del banco, redes sociales... Sí, quizás el malware no ha llegado a ese punto pero de nuevo: cualquier precaución es poca.

También es conveniente activar la verificación en dos pasos o usar alguna pasarela como Google Authenticator para que nuestras contraseñas estén a salvo y si hay un intento de acceso nos llegue un SMS primero para avisarnos y segundo para darle nuestro visto bueno, si es que hemos sido nosotros los que hemos iniciado sesión.

La mayoría de servicios o redes sociales populares cuentan con esta opción y activarla sólo nos llevará unos minutos. Es cierto que no es un método infalible para evitar ataques pero en la mayoría de los casos nos ahorrará más de un disgusto y recordad: un malware puede acceder a mucha información si se lo propone.

Consejos para prevenir y que no vuelva a ocurrir

Para acabar, ahora que hemos resuelto el problema, os dejamos con unos cuantos consejos y recomendaciones para que no se nos vuelve a colar un virus, un troyano o un malware en nuestro Android:

  • No instaléis APKs manuales si no estáis convencidos de que es seguro.
  • Revisad muy bien los permisos cuando abráis una aplicación por primera vez y pensad si tiene sentido que nos pida eso.
  • Mucho cuidado con las aplicaciones que nos prometan cosas extrañas, ilegales o que tengan que ver con modificar WhatsApp, probablemente sea un intento de malware.
  • Ante el más mínimo signo de que nuestro Android hace algo raro, revisadlo.
  • Cambiar las contraseñas frecuentemente, es gratuito y nos ahorrará disgustos.
  • Cuidado con los teclados Android, algunos de ellos pueden contener key loggers que registran y envían todo lo que escribimos a un servidor para luego usarlo con fines maliciosos.
  • Si bajamos una aplicación pirateada en formato APK, hay posibilidades de que venga con algún malware de serie.
  • Si vas a conectarte a una WiFi pública (abierta) y desconocemos quién la ha creado, es conveniente usar una VPN para evitar robos de información.

¿Me instalo un antivirus?

En Google Play hay muchos antivirus que nos prometen mayor seguridad ante las posibles amenazas que pueda sufrir nuestro Android. Muchas opciones donde elegir y un funcionamiento muy parecido: se trata de una capa que siempre funciona por encima del sistema y nos va avisando cuando se produzca alguna acción sospechosa.

Los antivirus son una buena herramienta para los más despistados pero a poco que estemos atentos, sólo son un lastre para el procesador y una forma de consumir batería sin sentido.

Si somos torpes o descuidados es una buena opción para que nos esté recordando constantemente consejos de seguridad pero al ser una app que siempre está funcionando en segundo plano eso se traduce en un aumento de consumo de batería y en posibles bajadas de rendimiento si no tenemos un terminal puntero. ¿Nuestro consejo? Que salvo realmente lo necesites, es mejor ignorarlo y andarse un poco más atento a lo que hacemos con nuestro móvil.

La mayoría de los ataques vienen por despistes y con saber las nociones que hemos explicado en este artículo es suficiente para que podamos frenar cualquier software malicioso que se intente instalar sin que lo veamos. Si todo sale mal, siempre hay margen de error para actuar, evitar problemas y aprender para la próxima vez.

 

TODOS LOS DIAS EN ESTA PAGINA TE INFORMAMOS DE UNA NOTICIA , ALGUNA NOVEDAD , ALGÚN HELP , ALGO DE UTILIDAD LOS PRÓXIMOS LANZAMIENTOS DE CELULARES SMARTPHONES APPS GADGETS WEREABLES ETC ,  DE TODO UN POCO , PERO TANTO EN FACEBOOK , TWITTER Y GOOGLE+ PUBLICAMOS MUCHOS MAS SEGUINOS Y DISFRUTA Y SI TENES ALGUNA SUGERENCIAS MANDANOS UN MAIL A NOTICIAS@CELULARALTAGAMA.COM.AR

Segui a Celularaltagama en Twitter

Titulo